bangladesh1.jpg

Hace unos días atrás, había visto unas noticias del New York Times si mal no recuerdo, donde se decía que en Bangladesh, el crecimiento demográfico ha sido enorme en los últimos años, debido a que mucha gente de zonas rurales emigra a la capital, Dhaka, en busca de mejores oportunidades y progreso.

El costo de todo esto, es que las personas han tenido que asumir el hecho de no tener cobertura de salud, ya que por un lado no existe la infraestructura y por otro, hay una cultura que ir forjando, como por ejemplo, en todo lo que concierne a los partos en las mujeres, que están acostumbradas a parir en sus casas, sin asistencia médica alguna, y esto ocasiona muchas muertes, que de a poco se han ido bajando gracias a diversos programas que han sido exitosos por haber conseguido estimular a muchas mujeres a acudir a controles médicos y atenderse oportunamente en sus partos.

Otro gran foco de problemas de salud, son los accidentes carreteros. Bangladesh tiene una de las tasas más altas de accidentes en el mundo. Los más afectados con esto, son los hogares pobres, porque si el sostenedor de la familia se accidenta, se pierde el sustento familiar, y ahí se acaba todo, ya que la gente comienza a perder sus tierras, si es que las tienen, y hasta sus medios de vida, ya que no les queda más opción que vender todo lo que tienen.

Cada año, mueren más de 4.000 personas en accidentes carreteros en Bangladesh. Hay más de 85 muertes por cada 10.000 vehículos, y esto es 50 veces más que la tasa de la mayoría de los países occidentales.

Los accidentes suceden con mayor frecuencia en personas entre 18 y 45 años, es decir, en plena edad productiva, y esto, además de generar problemas de gastos médicos, perdidas en seguros, daños materiales, pérdida de ingresos y congestión del trafico, genera un problema de desarrollo en el país, ya que falta cultura vial, no se trata solo de falta de infraestructura segura, ya que mientras más seguras y expeditas son las carreteras, la gente más rápido conduce, y eso no ayuda.

La alta tasa de accidentabilidad en Bangladesh, por la falta de educación vial, desde la escuela o la casa, donde se enseñe a los niños a mirar hacia los dos lados antes de cruzar una vía, y a los conductores a conducir con calma, es un problema de salud pública y desarrollo sustentable que más temprano que tarde, el gobierno tendrá que enfrentar.

Vía/ Guardian.co.uk