En los últimos 5 años de San Martín la población de visitantes se ha multiplicado de manera espectacular. Si bien esta situación ha demostrado ser lucrativo para los isleños que se preocupan por el mal estado y decaimiento de la belleza natural de la isla. Actualmente hay muchos esfuerzos que se presentan a preservar las diferentes especies de tortugas que anidan en la isla, así como los corales, algunos de los cuales sólo se encuentran en Narikel Jinjera.

Varios de os lugares de los arrecifes de coral están siendo eliminados, a fin de ser vendidos a los turistas. Los nidos de las tortugas son a veces tomadas como alimentos, y sus crías son a menudo distraídas por las luces titilan-tes a lo largo de la playa. Especies de peces, algunos recientemente descubiertos, están siendo sobre-explotados.
7.jpg

Cada año los pescadores deben aventurarse a la mar para conseguir su captura. La mayoría de ellos utilizan barcos de motor porque se les hace mas fácil.

Con la marea alta de la isla, es de aproximadamente 3 kilómetros a la redonda, y apretado en el medio. La isla sólo existe debido a su base de coral, por lo que la eliminación de los riesgos de erosión de coral de las playas.

St. Martins ha perdido aproximadamente el 25% de sus arrecifes de coral en los últimos 7 años, se seguir así la isla perderá su encanto.