12.jpg

En las afueras de Chittagong, en una pintoresca zona de Bangladesh, hay una colina que alberga dos de las cimas más altas de Bangladesh, Tajingdong y Keokeradong. Estas cimas son de los panoramas más impresionantes del país.

A través de los densos bosques verdes hay sinuosos caminos y colinas con una vegetación exuberante, además de una rica avifauna y animales de la zona. Bandarban es una atracción por sí misma, sobre todo para los amantes de la naturaleza, sin embargo, entre las caídas de agua y la plenitud de las colinas con sus vistas, sobresale algo que saca de esquema a cualquiera, el famoso y gran Templo Dorado, el más grande de los templos que existe en el país.

21.jpg

Los miembros de la tribu Mogh que viven en Bandarban son budistas por la religión y normalmente reciben a la gente con un espíritu festivo y amigable. Debe ser por esta característica innata de la gente, que el mayor de los templos de Bangladesh esta aquí, y por lo mismo, podemos decir que se lo merecen.

31.jpg

El camino hacia el Templo de Oro es casi tan impresionante como su estructura, rodeada de una extensa vegetación, una gran escalera real que lleva al templo en medio de un escenario que con palabras normales se hace indescriptible. El color oro del templo les indica a los visitantes que algo magnífico e inolvidable está por venir. La exquisita arquitectura Arakanese realza la belleza de las esculturas que hay por aquí, que incluye la segunda mayor estatua de Buda en Bangladesh aquí.

4.jpg

Otras decoraciones, como las estatuas menores y una campanilla de oro descasando debajo de un dragón son una verdadera fiesta para los ojos. El Templo de Oro es un atractivo importante y los visitantes no deben perderse la oportunidad de visitar este maravilloso sitio.

Vía: bangladesh, Fotos: discoveringdhaka