mountain1.jpg

Por el sureste del país, los cordones montañosos representan un 10% del total del territorio de Bangladesh. Kreokradong es una montaña muy conocida en Bangladesh, y fue en su momento, considerada uno de los puntos más altos en el país.

Las montañas de Chittagong tienen pendientes muy pronunciadas, mientras que hacia el oeste, hay varios acantilados y zonas escarpadas con cascadas. En Bangladesh hay varias cadenas montañosas, como Saichal, Dolajeri y Wayla, entre otras.

mountain2.jpg

En las colinas hay dos lagos naturales y un lago artificial, el Rainkjhiangkine y el Lago Kaptai Bagakine, respectivamente. Los suelos de las colinas, son como arenisca o arcilla en diferentes profundidades. Algo que tienen en común todas las colinas, es que tienen un suelo muy ácido y el macizo montañoso tiene un clima tropical monzónico.

Desde junio a octubre es la temporada del monzón y ahí el clima es cálido y húmedo. En las colinas se puede apreciar una espesa vegetación natural y otra parte agrícola, actividad que se desarrolla en la zona de los valles.

A través de las sierras de Bangladesh, hay extensos bosques de bambú, selvas completas con enredaderas y arboles gigantes. Como era de pensarse, aquí habitan muchos animales, como las serpientes, que las hay de varias especies, monos, gatos monteses, jabalíes, gatos pescadores y zorros. También hay una buena variedad de anfibios y reptiles por la zona, además de aves, lo que hace que el lugar sea idóneo para detenerse a observarlas.

Por las montañas viven alrededor de 13 tribus, que se dividen en unas 100 sectas. La mayoría de estas tribus son mongoles, como la Tipra, Magh, Murong y Chakma. Muchas de estas tribus creen en el animismo, mientras otras siguen el budismo, hinduismo y cristianismo.

Para visitar toda esa zona de montañas, lo mejor es ir con un guía experimentado, o a través de un operador.

Vía/ Bangladesh, Fotos/ (Jankie) flickr