1.jpg

El Islam le permite a los hombres, tener hasta 4 esposas siempre y cuando todas ellas consientan el hecho, sin embargo, aún cuando hay tanta libertad para los hombres, hay casos cuando se quieren pasar de listos, contrayendo nupcias a escondidas de las demás esposas, y terminando bajo tierra, como le sucedió a un hombre que fue muerto a golpes por sus mujeres.

El hombre había salido días antes de la Navidad, con dos de sus cuatro esposas al mercado local, sin contar con que se encontraría con una tercera, que no conocía a las dos esposas que llevaba del brazo.

En el transcurso de la pelea, las mujeres se enteraron de la existencia de una cuarta esposa, y obligaron al hombre a ir a su residencia, lugar donde lo golpearon hasta el cansancio. El hombre quedó hospitalizado hasta el día siguiente, cuando falleció.

Es bastante confuso todo, pero entendible, considerando los niveles de machismo que inundan a la sociedad musulmana. Con este tipo de actos, podemos darnos cuenta de lo grave que resulta ser mantener oculta una doble vida, incluso en naciones donde tener varias esposas es legal y uno podría creer que ellas, al enterarse de la existencia de otras mujeres, no osarían hacerle una escenita a su marido, pero no, al parecer, las mujeres musulmanas están levantando la cabeza y exigen fidelidad. Aunque sea fidelidad compartida, pero fidelidad al fin y al cabo.

¿Será que muy pronto se les acabará la fiesta a los musulmanes?, ¿tendrán que ser ellos los que tengan que temer ahora a las mujeres?.

Vía: abc, Foto: firas