1.jpg

La Isla de San Martín es la más hermosa isla de coral, porque allí viven corales vivos. La isla queda a tan solo 30 kilómetros de Teknaf, hasta donde se puede llegar en botes a motor y embarcaciones turísticas.

Esta pequeña isla de coral, queda a unos 10 kilómetros al sureste del extremo sur del continente. Es un cliché tropical, con playas bordeadas de palmeras de coco y una vida submarina abundante. En este lugar, ni siquiera un mosquito perturba la serenidad del día, que es laxo y relajado.

2.jpg

La isla se puede recorrer en un solo día, ya que mide 8 kilómetros cuadrados, reduciéndose a 5 cuando hay marea alta. La mayor parte de los 5.500 habitantes de la isla vive principalmente de la pesca. En esta isla, hay un hermoso arrecife de coral y un montón de árboles de coco.

En la localidad, a los árboles de coco se les llama Narikel, proveniente del nombre original de la isla, que era Narikel Jinjira. Los alojamientos son muy limitados en la isla, por lo que es recomendable reservar con anticipación. Uno de los mejores moteles de la ciudad, es el Motel Ninjhum, al cual se confirma apenas llegan a Dhaka.

Hay otros hoteles que son buenos en la isla, y están ubicados justo frente al mar. En todos ellos se debe reservar con antelación. Hay una parte de la Isla San Martin, llamada antiguamente Cheera Dwip, a la que se puede llegar a pie o en alguna pequeña embarcación a recorrer la multitud de corales muertos y vivos que están repartidos por toda la isla. En esta isla no vive gente, sin embargo, hay un pequeño arbusto que realza el paisaje escénico de la isla.

La Isla de San Martín es la más hermosa isla de coral, porque allí viven corales vivos. La isla queda a tan solo 30 kilómetros de Teknaf, hasta donde se puede llegar en botes a motor y embarcaciones turísticas.

Esta pequeña isla de coral, queda a unos 10 kilómetros al sureste del extremo sur del continente. Es un cliché tropical, con playas bordeadas de palmeras de coco y una vida submarina abundante. En este lugar, ni siquiera un mosquito perturba la serenidad del día, que es laxo y relajado.

La isla se puede recorrer en un solo día, ya que mide 8 kilómetros cuadrados, reduciéndose a 5 cuando hay marea alta. La mayor parte de los 5.500 habitantes de la isla vive principalmente de la pesca. En esta isla, hay un hermoso arrecife de coral y un montón de árboles de coco.

En la localidad, a los árboles de coco se les llama Narikel, proveniente del nombre original de la isla, que era Narikel Jinjira. Los alojamientos son muy limitados en la isla, por lo que es recomendable reservar con anticipación. Uno de los mejores moteles de la ciudad, es el Motel Ninjhum, al cual se confirma apenas llegan a Dhaka.

Hay otros hoteles que son buenos en la isla, y están ubicados justo frente al mar. En todos ellos se debe reservar con antelación. Hay una parte de la Isla San Martin, llamada Cheera Dwip, a la que se puede llegar a pie o en alguna pequeña embarcación a recorrer la multitud de corales muertos y vivos que están repartidos por toda la isla. En esta isla no vive gente, sin embargo, hay un pequeño arbusto que realza el paisaje escénico de la isla.

Vía